Anteriormente hemos publicado artículos sobre la importancia del desayuno y su relación directa con la obesidad; destacando siempre lo importante que es tener un desayuno abundante, balanceado y nutritivo para afrontar de mejor forma las actividades diarias. Este día retomaremos el tema, para traerles todas las consecuencias y desventajas que acarrea el saltarse esta comida del día.

desayuno-saludableLos especialistas en nutrición, a través de diversos estudios médicos han señalado las diversas consecuencias que trae omitir el desayuno, entre las cuáles destacamos las siguientes:

  • La Federación Mexicana de Diabetes, ha señalado que el omitir el desayuno puede aumentar hasta en un 21% el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2.
  • Si no se cuenta con un horario de comida regular, el cuerpo tiende a almacenar los alimentos en forma de grasa, esto sucede en forma preventiva, al desconocer el cuerpo en que horario recibirá su próximo alimento. En consecuencia, hay una alta posibilidad de que aumente tu índice de masa corporal y sufras de obesidad.
  • En hombres, aumenta 27% las posibilidades de un ataque al corazón.
  • En el caso de las mujeres, se aumenta el porcentaje de lípidos en la sangre.
  • En ambos casos, se aumentan los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre; lo que trae en consecuencia un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.
  • Tu aprovechamiento energético se ve mermado si no desayunas o lo haces en forma no adecuada. Por lo que a lo largo del día sufrirás de cansancio, falta de concentración, entre otras deficiencias.

Se recomienda que una vez despierto, no dejes pasar más de una hora sin probar alimentos; en caso de que no te encuentres acostumbrado a desayunar, puedes comenzar consumiendo pequeños lácteos bajos en grasa o frutas, gradualmente ir aumentando la cantidad de alimentos consumidos y volver esta comida la más copiosa del día.

Los nutriólogos recomiendan tener un desayuno balanceado dividido en:

  • 25% de cereales integrales, tubérculos y leguminosas.
  • 25% de carnes.
  • 30% de verduras.
  • 20% de frutas.

Así que es buen momento para cambiar los malos hábitos alimenticios en pro de una vida mucho más saludable. Y recuerden por favor apoyarnos en nuestras redes sociales con un Me gusta o siguiéndonos, formen parte de nuestra creciente comunidad y no pierda la oportunidad de enterarse de los mejores consejos de salud para su familia.

 

Si te ha gustado la información, te agradeceré que compartas el artículo en redes sociales; y califiques con 5 estrellas por favor.


Artículos que pueden interesarte


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here